Archive for the ‘La HISTORIA y Huerta la Luna.’ Category

Huerta la Luna y el Bandolerismo(2ª parte)

octubre 4, 2011

En el post anterior nos quedamos en que “El Tempranillo” había formado su propia partida(grupo de bandoleros).
Se especializó en asaltos a carruajes y diligencias. El rey Fernando VII no sabía cómo parar estas oleadas de bandoleros y mandó batallones de soldados, llamados migueletes.
En 1825 con 20 años ya le seguían 14 hombres, todos mayores que él. Se le conocía como “ el bandido bueno”, ya que era capaz de repartir más dinero a sus compañeros que a él mismo y si un pueblo estaba en situación precaria, él daba grandes cantidades de dinero a cambio de refugio. En ocasiones ayudaba a gente pobre, como a un arriero que llevaba a un burro moribundo con pellejas de vinagre, “El Tempranillo” le propuso que comprara la mula del herrero de la zona por 1.500 reales que él mismo le daba, eso sí le dijo “ahí de ti de como no compres esa mula, porque el borrico y tú caeréis por ese barranco”. El arriero contó el dinero y efectivamente había 1500 reales, llegó a casa del herrero y compró ese mula, desde entonces su vida le iría mucho mejor.
Muchos huidos de la justicia se unían a él y llegó a contar con 50 hombres, muchos de ellos eran héroes de la guerra de la independencia(dicho en el post anterior).
Controló todos los pasos de Sierra Morena y cobraba peaje a todo carruaje que quisiera adentrarse por aquellos parajes. Sus acciones llegaron a recorrer no solo España sino también Europa lo que llevó a escritores como Prosper Mérimée a escribir sobre él, el cual dijo: En España manda el rey, pero en Sierra Morena manda “el Tempranillo”. Pintores como J.F. Lewis lo retrató y lo describió como un hombre de poca estatura, fuerte y con penetrantes ojos grises. Vestía con una chaqueta fina y camisa de algodón, y entre su faja siempre llevaba dos pistolones y dos navajas o facas.
“El Tempranillo” también conoció el amor, el de Jerónima Frances, pero no salió bien parada ya que a punto de dar a luz en un cortijo abandonado de Grazalema, los migueletes los rodearon. Empezaron disparar, Jerónima por culpa del pánico y los nervios murió en los brazos de Jose María justo después de dar a luz, la niña sobrevivió. Se ató el cadáver de su mujer a la espalda y a su hija en la cintura saliendo a galope para que los migueletes no lo alcanzaran. Se sabe que “El tempranillo” también disparó pero sin matar a nadie, ya que él no era un asesino.
Al día siguiente entregó el cadáver de María a la familia de ésta y el 10 de enero fue a bautizar a su hijo a la iglesia de Grazalema. Cuando llegó allí la gente estaba asustada por una represalia del bandolero, pero “el Tempranillo” no hizo nada y nadie llamó a las autoridades, aunque estas lo sabían no hicieron nada, respetando así su dolor.
Poco despues y estando muy cansado ya de huir, el rey Fernando VII le ofració la amnistía(ya que lo traía de cabeza), dándole un trabajo, esta vez de “caza bandoleros”, aceptándolo. Lo habló con su partida y muchos lo siguieron como su fiel amigo Frasquito de la Torre y otros no.
El día 23 de septiembre, “el Tempranillo”, cerca de una hacienda que tenía en Alameda, concretamente en el cortijo de Buenavista se topó con una emboscada de un antiguo compañero que le traicionó, “el Barberillo”, quien le disparó hiriéndole mortalmente poniendo fin a su vida con 28 años(hoy en día está enterrado en patio de la Parroquia de Alameda). Curiosamente el rey le sobreviviría solo 3 días más, muriendo 26 de septiembre de 1833.

Esto es un breve resumen de la vida de este legendario bandolero. En Huerta la Luna estamos seguros que estuvo por donde hoy se encuentra nuestra casa rural, ya que recordamos que “El tempranillo nació en Jauja, una pedanía de Lucena solo a 35 minutos. También recordamos que en este bello pueblo hay un museo digno de ver y también organizan una ruta organizada por donde anduvo(Corcoya, Badolatosa, Alameda) su vecino más famoso, Jose María “El Tempranillo”.

Si quiere más información, no dude en consultarnos llamando al tlf 957523992 o mandando un correo a huertalaluna@hotmail.com

Saludos.

Anuncios

Huerta la Luna y el Bandolerismo(I).

octubre 3, 2011

Dicho en anteriores post, Huerta la Luna se encuentra en un lugar excepcional de la geografía andaluza, concretamente en el centro. De ahí que diversos bandoleros pasaran por estas tierras. El turismo sobre el bandolerismo cada vez está más asentado, siendo Andalucía la capital autónoma mundial.
Hoy hablaremos sobre estos héroes para algunos y ladrones o delicuentes para otros.
El bandolerismo se puede decir que empezó una vez acabada la guerra contra Francia(siendo muchos de los bandoleros que se “tiraron al campo” los auténticos héroes que vencieros a los franceses) y en Ándalucía casi despoblada y muerta de hambre(el rey Fernando VII tampoco hizo para que mejorara, siendo un rey poco recomendable), donde solo tenían dinero los terratenientes que explotaban a los jornaleros por un sueldo que apenas llegaba para mantener una familia. Esta es una de las causas por las que se “tiraron al campo”. Había bandoleros asesinos, que por un trozo de pan mataban, bandoleros que robaban y otros que robaban pero también repartían para los más necesitados, siendo este el caso del mayor bandolero de la historia del España, “El tempranillo”, por donde seguro estuvo en la tierras donde se encuentra hoy Huerta la Luna.
Se llamaba José Pelagio Hinojosa Cobacho y nació un 23 de junio de 1805 en Jauja(Lucena, a solo 35 minutos de Huerta la Luna).
De familia pobre, sus padres eran jornaleros que trabajaban del sol a sol para el señorito. José tuvo que dejar los estudios a una edad muy temprana para ayudar en la economía de su casa.
José solo se quería dedicar al campo, pero un día en la romería de San Miguel un hombre molestó a su chica y hubo una reyerta, los dos tiraron de facas(navajas) y José María acabó lo matando. Sabía que lo condenarían a muerte y a partir de ahí se “tiró” al campo comenzando así su leyenda.
Empezó con los “7 niños de Écija” pero pronto se hizo jefe y formó su propia partida, donde también había famosos bandoleros como “el de la Torre” el “Tragabuches” o el peligroso “el Veneno”…
En el próximo post seguiremos explicando las andanzas de estos héroes andaluces que traían de cabeza a los migueletes y al propio Rey.

Si quiere más información, no dude en consultarnos llamando al tlf 957523992 o mandando un correo a huertalaluna@hotmail.com

Saludos.

Huerta la Luna y la Historia. Romanos

septiembre 19, 2011

Repasando los pueblos que estuvieron asentados en la provincia de Córdoba, hoy toca hablar de los Romanos.
En un primer momento la conquista romana de este territorio debió ser bastante respetuosa con el poblamiento anterior, manteniendo buena parte de la estructura urbana y sin provocar grandes traumas culturales. Destaca, no obstante, la fundación de nuevas ciudades por lo generaal a partir de núcleos indigentes precedentes, la imposición de una nueva lengua y de también en buena medida nuevas pautas culturales y la mejora del trazado viario, aportaciones todas que habrán de convertirse en algunos de sus principales legados.
Entre los muy numerosos centros urbanos que pasan ahora a caracterizar el territorio destacan Carbula(Almodóvar del Rio a solo 70 minutos de Huerta la Luna), Iponuba(Baena a solo 30 minutos de Huerta la Luna) Iptuci(Cortijo de Izcar en Baena), Igabrum(Cabra a solo 5 minutos de Huerta la Luna y de la que hablaremos más adelante), Ipolcubulcula(Carcabuey a solo 35 minutos de Huerta la Luna), Ucubi(Espejo, a solo 45 minutos de Huerta la Luna), Ilturgicola(Cerro de las Cabezas, Fuente Tójar a solo 45 minutos de Huerta la Luna), Sosontigi(La Almanzora, Luque a solo 25 minutos de Huerta la Luna) Ulia(Montemayor a solo 25 minutos de Huerta la Luna) Ipagrum(Monturque a solo 5 minutos de Huerta la Luna) y así un largo etc…
Claudio Marcelo funda junto a la vieja ciudad indígena de Córdoba (capital desde la primera hora de la provincia de Hispania Ulterior) al que el propio Augusto otorgará más tarde el calificativo honorífico de colonia Patricia, una ciudad que mantendrá la capitalidad de la nueva provincia Bética hasta al menos el siglo III d. C., así como la sede judicial del conventus Cordubensis, y que será cuna de nombres tan ilustres en la historia como la familia de los Sénecas.
De su monumentalidad y extraordinaria importancia dan cuenta día a día los numerosísimos hallazgos que proporciona el solar urbano, y a todos ellos hay que sumar la proliferación de yacimientos y hallazgos de todo tipo que se documentan en la totalidad de la provincia (tanto al norte como al sur de Guadalquivir) testimono en su conjunto del papel primordial que las tierras cordobesas jugaron en la historia del Imperio Romano.
La fotografía de arriba pertenece a las Cisternas Romanas de monturque, son visitables y solo están a 5 minutos de Huerta la Luna.

Si quiere saber más sobre Huerta la Luna no dude en ponerse en contacto con nosotros, info@ecodirec.com o llame al tlf 957523992

Huerta la Luna con la historia. Tartessos.

septiembre 15, 2011

Tras la caída de los Tartessos, explicada basicamente por un cambio en los circuitos comerciales, pasa a primar ahora el hierro sobre el bronce, surge plenamente desarrollada la que denominamos Cultura Ibérica, que cuenta en el sur de la provincia con algunos enclaves de extraordinaria relevancia caso del Cerro de la Cruz(Almedinilla,a solo 40 minutos de Huerta la Luna); Cerro del Minguilar(la antigua Iponuba, en Baena, a solo 30 minutos de Huerta la Luna); el Laderón(Doña Mencía, a solo 20 minutos de Huerta la Luna), o de nuevo Torreparedones, donde se localiza el único santuario suburbano con estructuras templarias documentado hasta la fecha en Andalucía, algunos de los cuales habrían de desempeñar, un papel de primer orden en la II segunda guerra Púnica(entre Roma Y Cartago), primero, y en las Guerras Civiles romanas(entre Julio César y Pompeyo) después, entre estos últimos destacan por su protagonismo la ciudad de Atagua(Santa Cruz, Córdoba, a solo 50 minutos de Huerta la Luna), y muy en particular Munda(de localización imprecisa, tal vez en el término municipal de Montilla, a solo 15 minutos de Huerta la Luna) donde se celebró la batalla que puso final a la guerra.
Hay muy diversas manifestaciones arqueológicas(armas de Almedinilla y Fuete Tójar, escultura funeraria de Valle y Campiña, campos de silos como los del arroyo Carchena o Montilla etc…) que representan un atractivo permanente tanto para investigadores como para turistas y personas de inquietudes culturales.
Como verán Huerta la Luna está situada en un lugar privilegiado, donde abunda historia, naturaleza, arqueología, gastronomía etc…

Huerta la Luna y la historia de la provincia de Córdoba.

septiembre 13, 2011

A pesar de su localización geográfica, claramente interior, las tierras que componen la provincia de Córdoba han desempeñado un papel capital en la historia de la Península Ibérica. En este sentido, tras la la crisis que caracteriza el tránsito entre el II y el I milenio a. C. inicia su andadura una poderosa población indígena, con asentamientos en Monturque, cerro del Castillo(Carcabuey), Cerro de las Cabezas(Fuente Tójar), La Almanzora(Luque), por solo citar algunos de los más representativos, que muy pronto recibirán la visita de pueblos orientales básicamente fenicios, a los que se ha querido atribuir incluso una cierta “colonización agrícola” del Valle del Guadalquivir, atraídos por la extraodinaria riqueza minera de Sierra Morena. Coincide con el esplendor de Tartessos y más tarde los roamnos, en cuyo ámbito se inscriben claramente las tierras cordobesas.
En córdoba verán luz pensadores, investigadores y médicos de la categoría de los cristianos San Eulogio(+589) y San Álvaro(+861), de los musulmanes Ibn Hazm(994-1063) y Averroes(1126-1198) o del judío Maimónides(1135-1204) y como por ejeomplo preclaro de la altura política, intelectual y art´sitica alcanzada en estos años nos han quedado dos de los monumentos más emblemáticos de Córdoba.
La provincia de Córdoba además ofrece una amplia oferta para el visitante. Su cultura, sus tradiciones, se mantienen a lo largo de los años y que se pueden disfrutar en cualquiera de sus pueblos. Su historia se puede comtemplar en los museos que se encuentran por toda la provincia. Su geografía permite el disfrute de la naturaleza… En definitiva una amplia oferta que hacen de Córdoba una provincia que merece ser conocida.
Esto es una breve pasaje sobre la historia de Córdoba, donde en los próximos días hablaremos de los pueblos que estuvieron asentados por la provincia, como fueron los Tartessos y los Romanos.